Nuestro sistema de oxidación Metalic es uno de los más rápidos del mundo, con una adherencia inmejorable sobre cualquier tipo de soporte. Capaz de convertir una simple superficie en una superficie con efecto óxido en menos de cinco minutos. Existe una gran variedad de tonalidades de óxido y gracias a ello este es un sistema muy decorativo fácilmente adaptable a diferentes estancias y estilos.

Compuesto por una resina, polvo de hierro y tres activadores. Dependiendo de cual de ellos se aplique, el sistema oxidará en rojo, azul o verde. Su uso se recomienda tanto para exterior como para interior y puede aplicarse sobre todo tipo de soportes: metal, madera, cemento, paredes, cerámica, etc.

Efecto óxido en menos de cinco minutos.

Proceso sencillo y rápido

El proceso para crear este tipo de acabados de oxidación es muy rápido y sencillo. Una vez creada y aplicada la mezcla sobre la superficie deseada, se aplican los diferentes activadores en función de la tonalidad que deseemos obtener: activador Óxido, activador Verde y activador Azul.

Cada activador tiene su orden y su propio proceso que siempre hay que seguir para conseguir el resultado deseado. Una vez está la superficie ya oxidada y totalmente seca, la protegemos con el sellador.