Los suelos de microhormigón monocomponente ERFITT son mucho más resistentes al desgaste, rozamiento y a la presión que cualquier microcemento. Su aplicación de alta resistencia permite que no se raye la superficie, sea impermeable y flexible, además de no permitir que se fisure el suelo. Por ello, el microhormigón de Homecret es perfecto para renovar espacios deteriorados con el clima en viviendas particulares, naves industriales, hoteles y locales comerciales.

Simplemente mezclar el polvo en cualquiera de sus dos granulometrías, BASE, MEDIUM  y FINO con agua.

En los análisis realizados hemos obtenido según la norma UNE-EN-13892-6:2003, una dureza superficial de 133.

El Microhormigón ERFITT es ideal para lugares de alto tránsito, ya sean zonas públicas, comunes, comercios, restauración o lugares en los que se necesite alta resistencia.

El material más duro del mercado.

Nuevos productos

ERFITT cuenta con una infinidad de colores para poder desarrollar en todos y cada uno de los proyectos presentados adaptándose a las necesidades del espacio y sus diversas formas y dimensiones, curvas, rectas, incluso sobre cualquier superficie existente, perfecto para reformas sin obra, creando profundidad gracias a su textura y aplicación manual.

Una vez más Homecret está creando materiales resistentes para poder satisfacer las necesidades de cada proyecto.

Homecret inunda el mercado con su nuevo producto de la mano de profesionales que confían en sus resultados tras varios años de experiencia.