Los suelos de microhormigón Xtrem son mucho más resistentes al desgaste, rozamiento y a la presión que el microcemento Indoor. Su aplicación de alta resistencia permite que no se raye la superficie, sea impermeable y flexible, además de no permitir que se fisure el suelo. Por ello, el microhormigón de Homecret es perfecto para renovar espacios deteriorados con el clima en viviendas particulares, naves industriales, hoteles y locales comerciales.

El microhormigón que fabricamos se aplica en suelos, paredes, techos, escaleras, cocinas y baños, encimeras, y también sobre otras superficies como azulejos, cerámicos, mosaicos, muebles de madera, yeso, madera, parquet, cristal, espejos, metal, plástico, entre otros. El único requisito es que la superficie sea estable.

El microhormigón es la solución si se quieren hacer reformas notorias de paredes, suelos, escaleras o revestimientos tanto de viviendas particulares, locales comerciales así como industriales sin los grandes inconvenientes que implica poner en marcha una obra tradicional.